Estudios de radiología

Para dar un diagnóstico correcto del tratamiento,  es necesario un procedimiento quirúrgico, ortodóntico o protésico; esto ayuda al estomatólogo a conocer todas las estructuras de hueso, dientes, raíces, infecciones o neoplasias debajo de la piel y la encía.

Básico digital (ortodoncia)

Necesario para que la especialista en ortodoncia elabore un plan de tratamiento adecuado y personalizado de cada paciente según sus necesidades específicas. Consta de una radiografía lateral de cráneo, una radiografía panorámica; un estudio cefalométrico completo que incluyen los valores de Ricketts; fotos de estudio intraorales, extraorales y faciales; y tus modelos de estudio.

Radiografía panorámica

Permite apreciar frontalmente todas las estructuras dentales y faciales desde la base de los ojos hasta la garganta. Nos ayuda a determinar cómo se encuentran el largo y posición de las raíces dentales, el número,  forma y posición de los dientes y la densidad ósea.  En cirugía nos dice como realizar abordaje para la extracción quirúrgica de las “muelas del juicio” sin afectar el nervio dentario que le da sensibilidad a todo el lado  inferior de la cara.

Radiografía lateral de cráneo

Se toma de perfil y es utilizada en ortodoncia para realizar la cefalometría de Ricketts comprendida por una serie de mediciones de distancias y ángulos para llegar a una simetría armónica del perfil dental y en ortodoncia.

Radiografía carpal

Radiografía de la palma de la mano, útil para menores de entre 9 y 15 años. Determina en qué periodo de desarrollo óseo se encuentran y sirve de apoyo en la ortopedia y ortodoncia para corregir problemas en estructuras faciales así mismo crear simetría y armonía desde temprana edad.

Radiografía anteroposterior

Abarca el frente de la cara como una foto pero de tus huesos. Se usa para saber la simetría facial, si existen problemas respiratorios causados por el tabique o los cornetes o si existe una desviación mandibular que nos dé una consecuencia estética notable.

Modelos de estudio

Son una copia exacta de tus dientes en yeso, sirven para conocer las medidas y posición inicial de tus dientes antes del tratamiento de ortodoncia, además de estudiar si existe el espacio requerido para su acomodo.

Son necesarios para conocer la talla de tus brackets y bandas y estudiar si existe el espacio requerido para acomodar bien tus dientes.